La limpieza energética, tanto de un espacio como de una persona, a veces es imprescindible.  Te cuento cómo hacerlas y en qué casos son necesarias.

Cómo hacer una limpieza energética

Cómo hacer una limpieza energética, un artículo de Be FengShui

¿Por qué hacer una limpieza energética?

Las limpiezas energéticas se hacen por diversos motivos.

En el caso de un espacio

Es importante recordar que las cosas vividas entre 4 paredes dejan una huella energética que permanece y puede reproducir los mismos hechos.

Si por ejemplo ha muerto alguien, o han habido episodios de violencia doméstica, desahucios, abusos…  Del mismo modo, si en una casa o piso ha vivido un familia que ha sido próspera, feliz, saludable… todo ello queda también impregnado en el espacio.

Recuerdo una vez que buscaba piso y me sorprendió que en la inmobiliaria me comentaran que la gente gitana piden pisos para estrenar, justamente por este motivo.

familia feliz en casa

Siempre recomiendo antes de comprar o alquilar, en la medida de lo posible, averiguar un poco la historia de las personas que han vivido anteriormente.

¿Han sido felices? ¿Han tenido hijos? ¿Prosperaron económicamente? ¿Murió alguien? ¿Sucedió alguna desgracia? ¿Por qué se han ido los anteriores inquilinos o vendido los propietarios? Los vecinos suelen tener información que nos puede ayudar (al menos antiguamente…).

Lo mismo ocurre con un negocio.  Si han cerrado o se han cambiado los anteriores inquilinos ¿Qué sucedió? ¿Cuál fue el motivo de dejar el local vacío?

A nivel personal

El «Sha Qi» o mala energía también la podemos sufrir nosotros. En muchas ocasiones estamos estresados, de mal humor, nos levantamos cansados pues no hemos podido dormir bien (atención con esto si es con mucha frecuencia, habría que mirar si hay geopatías en la cama). Todo esto baja nuestras defensa y somos más propensos a enfermar.

Esta situación puede darse por la baja energía de tu hogar, o bien por problemas externos.  De modo que lo más adecuado será comprobar el estado de la energía de casa y además hacer una limpieza energética con sal. Te cuento cómo más abajo.

Cómo comprobar el estado de energía de un espacio

La sal tiene muchas propiedades de limpieza, pues transmuta la energía, y conservación y se ha utilizado desde miles de años con estos fines. Así que con esta comprobación, además de ver el estado energético de una zona, podremos hacer también limpieza energética.

Para ello vamos a utilizar agua con poca mineralización (Bezoya o Bronchales…) y Sal gruesa (lo ideal es sal marina secada al Sol de forma natural) si no, podemos utilizar la de la cocina más gruesa. Se trata de un proceso de 15 días (en el caso de encontrar energía negativa).

sal para limpieza energética
  1. Con 3/4 de agua en la botella iremos añadiendo sal, remover o agitar e ir añadiendo sal, hasta que deje de diluirse.
  2. Utilizaremos un recipiente de base plana (cuenco de cristal, tapa de plástico de colacao…) vertemos la mezcla de agua y sal y lo ponemos: debajo de la cama, bajo el sofá, bajo algún mueble… o en los lugares dónde queramos medir el estado de la energía.
  3. Revísalo cada par de días.  Si no hay cambios déjalo.

Si el lugar está tranquilo y la energía es buena, la cristalización de la sal es geométrica, ordenada.  Si la sal cristaliza en cubo con un círculo en el centro y una cruz es que la energía es perfecta, por lo tanto no hay que volver a repetir el proceso. Se recomienda comprobar si ves que las cosas no van bien, o cada 6 meses.

comprobación energética resultado positivo

Si el lugar tiene mala energía se ve rápido, la cristalización puede ser: caótica, de mal color, que desborde el recipiente.  En este caso se tira por el WC, se limpia el recipiente y se vuelve a poner la mezcla de agua y sal, así hasta que salga bien la cristalización.  Es un proceso de limpieza muy bueno.

Otras limpiezas con sal

Los suelos

En función del tipo de suelo puede cargarse energéticamente más o menos, los de mármol (que sería elemento metal) se cargan más.  Los de cerámica o madera son más neutros.  De todos modos es importante hacer limpieza del suelo con agua y sal (300 gramos de sal por cubo de agua).

En función del nivel de carga se limpiará más o menos, pero se recomienda 1 vez por semana.  Por ejemplo, si se trata de un centro de terapias, dónde acuden las personas que no se encuentran bien, o anímicamente están mal, es prioritario hacer esta limpieza con agua y sal a diario, antes de cerrar o antes de abrir.

Si hay alfombras además de aspirarlas bien, habrá que exponerlas al sol.

Joyas y piedras

Para limpiarlas utilizaremos un cuenco poniendo agua y sal, se sumergen y se dejan un día o más, a poder ser si les da el sol.  Se tira el agua por el WC y se aclaran.

Limpieza energética baño de pies con sal
A nivel personal

Baño de pies. En muchas ocasiones estamos muy sobrecargados de energía, bajos de ánimo o de mal humor, hemos tenido un mal día… Lo ideal es hacer un baño de pies, pues drena esta energía negativa, libera tensiones y relaja.

No se recomienda hacerlo en recipientes metálicos. Ponemos agua caliente hasta mínimo los tobillos y 2 o 3 puñados de sal grandes.  Los pies deben estar sumergidos de 15 a 20 minutos, no más. Se puede hacer todo lo regular que se quiera.

Baño de sal de cuerpo entero. Se recomienda de forma puntual, pues es una limpieza más profunda y desciende el tono vital.  Se pondrá algo más de medio kilo de sal por bañera. El tiempo adecuado es de 15 a 30 minutos.  No se recomienda en personas con problemas de tensión descompensada o cardiacos. Lo ideal es poder bañarse en el mar, así que hay que aprovechar el verano para cargarnos las pilas y limpiarnos a nivel energético.

Limpiezas con fuego

Se trata de una limpieza tradicional muy antigua utilizada por chamanes, sacerdotes y sanadores.  Se utiliza en casos duros de carga energética muy negativa.

Cuando por ejemplo en una casa ha habido episodios de violencia, muerte, espiritismo… o a nivel personal cuando hay algún «ente» que absorbe la energía de la persona que lo tiene enganchado (en este caso la limpieza debería hacerse por un experto).

Hay que tener mucho cuidado, pues se hace con fuego.

En un cazo metálico con mango largo se llena con romero seco, añadimos sal y un buen chorro de alcohol y lo prendemos con una cerilla.

Limpieza con fuego
Procedimiento:
  • Se va por las habitaciones y hacemos como si estuviéramos pintando las paredes con movimientos ondulantes, de abajo hacia arriba y en el sentido de las agujas del reloj (partiendo de la puerta de entrada y sacando la energía por una ventana exterior).  Tiene que haber llama viva, si se apaga vuelta a empezar.
  • Es importante centrarse en la intención de desplazar la energía enferma hacia el exterior (puede ser una ventana, pero que NO de a un patio de luces o escalera, no se trata de pasarle a otro la mala energía).
  • En las esquinas haremos el movimiento de subida y bajada varias veces para sellarlo y podemos hacer mentalmente algún símbolo de protección que conozcamos. Terminaremos la limpieza en la misma ventana dónde sacamos la energía por primera vez.
  • Cuando se termina el fuego, empieza a salir mucho humo y lo podemos aprovechar para hacer un sahumerio con todos los objetos de la casa, pasando por cada habitación.  Al cabo de un rato abrir las ventanas bien y ventilar.

Es preferible hacerlo de día, con luna menguante y que no haya tormenta, o mucho viento. Utilizar ropa clara o blanca que posteriormente se lavará bien.  Tras la limpieza (la persona que la realiza) deberá ducharse con agua fresca o tibia.

Limpiezas con azufre

También muy utilizada cuando se trata de un lugar con energía muy densa, y en el que no se puede vivir (mismos casos que en la limpieza energética con fuego).  El azufre lo elimina TODO y prepara el espacio para hacer reformas o empezar de 0.  Yo lo recomiendo en caso de la compra o alquiler de un piso/casa, y no sabemos qué ha ocurrido allí.

Es decir que antes de llevar nuestras cosas o empezar las obras deberíamos hacer esta limpieza profunda y que a diferencia de la limpieza de fuego no implica tener que estar allí mientras se hace.

limpieza con azufre
Procedimiento

Se necesita: recipientes metálicos pequeños, puede ser perfectamente una lata de atún, azufre, que se puede comprar en la droguería o por Internet, y soportes para poner encima las latas.

  • Las ventanas cerradas (yo recomendaría que las persianas también, pues al desprenderse el humo amarillo puede asustar a los vecinos) y ponemos el soporte en el centro de la habitación (puede ser una losa o un recipiente del horno) es como seguridad de no provocar incendios.
  • En el soporte pondremos la lata con una cucharada de azufre y prenderemos fuego.  Tarda un poco en prender y puede costar que se encienda, persistir hasta ver la llama violácea y salir inmediatamente para no respirar los humos que son tóxicos, muy fuertes e intensos.
  • Se puede poner una por habitación dejando las puertas abiertas para que circule el humo.
  • Dejar entre 1,5 a 3 horas (o hasta el día siguiente) y ventilar todo bien durante bastante rato.

Limpiezas con humo

Son las limpiezas más habituales, y van bien cuando no hay temas muy complejos. También son útiles para mantener un buen nivel energético. Se pueden utilizar los sahumerios de sándalo, mirra y otros preparados.  El palo santo y los inciensos son otras opciones.

Hay algunos inciensos que son muy intensos y no creo que sea bueno quemar de todo… Personalmente intercalo el incienso y el aceite esencial de palo santo de Young Living que pongo en el difusor.

limpiezas con humo

En resumen

  • Si tienes que estrenar hogar y no sabes quién ha vivido allí, ni qué ha ocurrido, a modo de prevención te recomiendo hacer la limpieza con azufre, antes de llevar nada.
  • Si ya estás instalada y sientes que no hay buena energía, comprueba primero con la sal y el agua. Si no mejora haz una limpieza con fuego.
  • Para mantener el nivel de energía limpia 1 vez a la semana el suelo con agua y sal y pon inciensos (uno al día, no abuses del humo pues no es muy saludable respirarlo) o la mejor opción son los aceites esenciales de Young Living en el vaporizador (Purification, Palo Santo, Sándalo…)
  • Si te sientes de mal humor o cansada date un baño de pies.
  • Si los problemas son más graves y persisten busca un especialista en limpiezas energéticas.
  • Por último y no menos importante.  Orden y limpieza y pon muuuucha atención a la calidad de tus pensamientos, emociones y acciones son de lo que más limpia, no sólo a ti, también el espacio dónde habitas.

Espero que el artículo te resulte útil.  Si tienes algún tipo de duda… déjalo en comentarios para que se beneficien más personas.

Marta Lahuerta Bio


Marta Lahuerta

Consultora de Feng Shui y
Directora de Be FengShui